6 tips para iniciarse en el running como un experto

Correr es a menudo la primera opción de los nuevos entusiastas del fitness debido a los bajos costos de que conlleva ponerse en marcha, por ejemplo el hecho de que puedes hacerlo prácticamente en cualquier lugar y no hay cuotas a largo plazo o tarifas asociadas con este ejercicio. Compra pantalones cortos, una camiseta y un buen par de zapatillas para correr, y ya estás listo. ¿Qué tan difícil puede ser, verdad?

Debido al bajo costo y la facilidad de acceso, muchos corredores nuevos no están preparados mental o físicamente para las nuevas demandas que están a punto de poner a prueba sus cuerpos. Todas las cosas buenas llegan a su debido tiempo y correr es una actividad que definitivamente sigue esa regla.

Pero principiantes, no se desesperen. Mientras tengas paciencia y puedas celebrar pequeños éxitos, correr será más fácil y pronto se convertirá en tu nueva actividad favorita. “Quien no conquista un poco de miedo todos los días, no ha aprendido el secreto de la vida” (Ralph Waldo Emerson, Gananci).

Aquí hay 6 consejos para ayudar a asegurar el éxito con tu nueva aventura.

1.    Busca zapatos adecuados
Visita la tienda dedicada a este deporte de tu localidad. Estas tiendas pequeñas usualmente tienen personal que sabe más del asunto que las grandes tiendas de zapatos y de deportes. Es posible que analicen tu pisada y tu pie para sugerir el zapato ideal para ti al correr. No escatimes demasiado en este aspecto para evitar consecuencias negativas en tu salud.

2.    Busca ropa adecuada
Invierte en ropa hecha para deporte. Usualmente es hecha a base de materiales naturales y/o sintéticos. No es recomendable usar las prendas que indiquen que están hechas 100% de algodón. Estas tienden a retener el sudor, causando irritación y otras consecuencias.
La tela especialmente diseñada para esto también se humedece, pero ni se acerca a la manera en la que le sucede a las prendas 100% de algodón, además que su tecnología le permite dejar pasar el sudor a la superficie, donde se evapora.

3.    Únete a un grupo
El compromiso y la motivación a practicar una actividad o a ser constante en ella aumentan sorprendentemente cuando se es parte de un grupo o al menos se tiene a un compañero en cada práctica. Todos experimentan fases en las que no quieren correr o ejercitarse, pero saber que el compañero o el equipo está contando contigo y apoyándote hace una gran diferencia cuando toca salir de la cama o zona de confort.

4.    Planifícate
Solo salir de casa y correr un poco no funciona usualmente para muchas personas, especialmente si llevan un ritmo de vida normalmente sedentario o han estado alejadas del ejercicio por algún tiempo. Lo ideal en estos casos es buscar y escoger un plan para correr para principiantes y apegarse a él.

Hay muchos planes de este tipo ya diseñados. Puedes preguntar por ellos en la tienda dedicada a este deporte de tu localidad o a algún coach que conozcas.

Una de las mejores maneras para empezar es con el método de correr/caminar. Es usual llevar un ritmo de 1 minuto corriendo y 5 caminando, repitiendo esto hasta llegar a 30 minutos en total de ejercicio. Gradualmente se irá incrementando el tiempo de correr y bajando el tiempo de caminar por las siguientes 10 semanas hasta llegar a lograr 30 minutos solo corriendo.

5.    Acostúmbrate
Al comenzar un nuevo régimen de ejercicio, tu cuerpo necesitará adaptarse a las nuevas demandas que le estás colocando. Este periodo de adaptación puede ser exigente y es aquí donde muchos de los principiantes se rinden.

A tu cuerpo le puede tomar de 4 a 6 semanas adaptarse a estas nuevas demandas.

Anticiparse y saber que te sentirás cansado durante este periodo puede ser efectivo para lidiar con el impacto físico y mental. Es solo una etapa, una muy rápida. Aguanta un poco y verás cómo rápidamente te sentirás más fuerte y energético de lo que te sentías antes.

Otra clave es empezar suave. Muchos principiantes sufren lesiones por empezar muy duro y muy rápido desde el inicio. Inicia con calma tu nueva actividad. Como dice Gananci: “Solo hay dos errores que se cometen en el camino a la verdad: no empezar, y no llegar hasta el final”.

6.    Cuida tu alimentación

Tu alimentación es el combustible de tu cuerpo, en especial para esta actividad. Es recomendable ingerir de 200 a 400 calorías mayormente compuestas de carbohidratos y algo de proteína unas 15 horas antes de correr. Así el cuerpo tendrá suficiente tiempo para digerir los alimentos y proveerse de la energía que necesita para esta actividad. No comer o hacerlo tarde puede hacerte sentir fatigado.

Unos 30 o 45 minutos después de correr es el tiempo ideal para proveer a tu organismo de los alimentos necesarios para recuperar tus músculos de la actividad.

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

PREMIUM

DESTACADOS