Te has preguntado ¿Por qué corremos en sentido contrario a las manecillas del reloj?

Por qué corremos en sentido contrario a las manecillas del reloj

Todos hemos visto a una persona en el parque o circuito que siempre va en dirección contraria a la mayoría de los corredores, pensamos cosas como: Lo hace para llamar la atención, está empezando, etc.

No siempre son esas las causas, aunque algunos corredores si lo hagan.  Consultando en nuestro grupo de corredores en Facebook: ( EnDondeCorrer ) surgieron estas respuestas:

  • La más justificable es que son zurdos y se sienten más cómodos corriendo en el sentido de las manecillas del reloj. (Más adelante explicaremos este punto)
  • Corredores que realizan entrenamientos de pista o de distancia, lo hacen para bajar el  exceso de estrés colocado en una pierna o la cadera cuando es muy curvado el circuito, si siempre se ejecuta en la misma dirección, una de las piernas suele recibir más impacto y esfuerzo.
  • Otra de las razones es practicar la técnica de tomar una curva con ambas piernas.
  • Encontramos diversas respuestas como: cambiar la rutina, saludar a los demás corredores, mentalmente hace más largo el circuito, para ligar, etc.

 ¿Por qué corremos en el sentido contrario a las manecillas del reloj? 

Tomando como base un estudio realizado en Tokio en la Universidad Waseda por el profesor Watanabe Hitoshi que nos habla sobre diseñar escaleras y salidas de emergencia, se planteó diseñar una escalera que bajara en el sentido de las manecillas del reloj y detectó la tendencia a girar en el sentido contrario a las manecillas del reloj, si una persona camina en un pasillo recto con los ojos vendados casi siempre termina avanzando hacia la izquierda en la mayoría de los casos. Puntos detectados durante el estudio:

  • La mayoría de los seres humanos son diestros.
  • Incluso los zurdos, la mayoría de ellos son diestros en cuanto a piernas.
  • La mayoría de seres humanos tienen la pierna derecha un poco más larga que la izquierda.
  • Por instinto caminamos colocando la parte izquierda del cuerpo lo más protegida posible (cerca de una pared) resguardando el corazón.
  • Por instinto los humanos corren en sentido contrario a las manecillas del reloj.

Watanabe realizo diversos experimentos para llegar a estas conclusiones, observando a las multitudes desplazarse en lugares públicos, el 75 % sigue el camino contrario a las manecillas del reloj. Otro experimento interesante es cuando alguien es perseguido y quiere escaparse realiza giros inesperados hacia la izquierda (70 % de la muestra) de forma inconsciente.

anuncio pagado

PREMIUM

DESTACADOS