Recomendaciones y cuidados para protegerse de la radiación solar

  • Usar bloqueador con factor de protección solar de 50 o más, hidratarse y vestir ropa de manga larga, entre las recomendaciones

Realizar ejercicio en exteriores suele ser una forma agradable de mantenerse en forma, pero debido al incremento de radiación solar es necesario seguir una serie de recomendaciones para evitar daños en la piel.

Iván Martínez Guerrero, médico adscrito a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), explicó que la exposición a los rayos del sol debe ser de preferencia en un horario en el que la radiación solar no sea muy fuerte.

“La recomendación es realizar ejercicio por la mañana, antes de las 10 a.m. o ya en el atardecer, después de las 5 p.m., cuando la incidencia de los rayos solares desciende y es más agradable el clima en los exteriores para realizar actividad física”, afirmó.

Agregó que en caso de realizar actividad física en el intervalo de estos horarios, debe ser de preferencia en interiores o un lugar que esté techado.

“En la mayoría de las escuelas públicas, ahora ya se está teniendo la precaución de realizar actividad física o clases de deportes en un ambiente abierto, pero techado o con sombra, para evitar la radiación”.

Destacó que los consejos a seguir son, utilizar bloqueador con un factor de protección solar de 50 o más. “Es conveniente determinar con un dermatólogo sobre cuál es el mejor o más indicado para cada persona, porque no a todas les acomoda la base con las que se realizan, pueden ser gel, crema o ungüento, de acuerdo al tipo de piel de cada quien”.

“Otra recomendación es utilizar ropa que cubra la mayor parte del cuerpo, sobre todo usar manga larga y que sean telas ligeras de algodón, no se recomiendan telas sintéticas, porque pueden favorecer algún tipo de problema en la piel, sobre todo si la piel es muy sensible”, explicó.

El especialista mencionó que también se recomiendan las telas especiales, que permiten eliminar el sudor de forma adecuada. “Son telas que ya se utilizan en prendas deportivas, tienen sistemas de enfriamiento y de intercambio de temperaturas”.

Por último, resaltó que la hidratación debe ser acorde al tiempo que se realiza la actividad física.

“Lo recomendable es que durante la realización de la actividad física sea de medio litro a 600 mililitros, pero si es por tiempo prolongado, se debe incrementar el consumo de agua o bebidas isotónicas, que tienen compuestos o están adicionados con ciertas cantidades de electrolitos, principalmente sodio y magnesio, o incluso, otro tipo de minerales, como calcio y potasio”, concluyó.

PREMIUM

DESTACADOS