Conoce las propiedades medicinales del Jengibre

Conoce uno de los super alimentos que cada vez es más utilizado por los deportistas es el Jengibre, esta planta de la familia de Zingiberaceae como el cardamomo y la cúrcuma. El compuesto más interesante de esta raíz es el gingerol, excelente antioxidante y sobre todo desinflamatorio.

Utilizado como un complemento en la dieta post entrenamiento, ayudando en la recuperación de los dolores musculares que aparecen después de cada entrenamiento. Sus efectos antiinflamatorios son utilizados por pacientes con osteoartritis, padecimiento muy común que causa una degeneración en las articulaciones, causando dolor y rigidez articular.

El Jengibre nos ayuda a controlar los niveles de colesterol, alivia algunas enfermedades del sistema digestivo y nivela el azúcar en la sangre. Podemos utilizarlo en seco, en polvo, en aceite, directamente de la raíz o agregarlos a nuestro jugo en las mañanas.

Es una raíz que ha sido empleada durante siglos en la medicina ayurvédica en la India como un eficaz tratamiento contra la artritis. Es muy beneficiosa para el organismo, sobre todo por su eficaz acción antiinflamatoria. Basta con tomar media cucharadita de jengibre en polvo o una entera cada día preferiblemente mezclada, por ejemplo, en una ensalada.

Te recomendamos incluirlo en tu dieta como un boost de recuperación después de tus entrenamientos. Estos shots de jengibre los puedes tomar en ayunas, te ayudarán a desinflamar las fibras musculares involucradas en tus entrenamientos y aumentará tu sistema inmune:

Shot de Jengibre y limón: Mezcla media taza de Jengibre y el jugo de 3 limones en la licuadora, cuela en una tasa y agrega miel al gusto. Puedes repetir este jugo cambiando el limón por toronja, naranja o el jugo de una zanahoria.

Shot de Jengibre y cúrcuma: Utiliza media taza de Jengibre, una cucharadita de cúrcuma, limón al gusto y un poco de agua. Mezcla en la licuadora y cuela para disfrutarlo, puedes agregar unos hielos para disfrutarlo en frío.

Shot de Jengibre y pera: utiliza una pera y media tasa de jengibre, licua y cuela en una tasa. Por último, agrega un poco de canela y unos hielos para disfrutarlo.

PREMIUM

DESTACADOS