¿Correr podría ayudarte a mejorar tu estado de ánimo?

Cada día se habla más de los beneficios que hacer ejercicio tiene en la salud mental, y es que, como hemos mencionados en artículos anteriores, hacer ejercicio libera endorfinas que son hormonas vinculadas a la regulación del dolor y la sensación de bienestar. No obstante, existe un gran debate entre evitar la terapia y usar el ejercicio como la misma, tema que cada día más la gente comienza a adoptar y no necesariamente debe ser así. Pues se sabe que a pesar de los grandes beneficios de correr que mencionaremos más adelante, asistir con un especialista es esencial.

Correr para sentirte bien

Realizar actividad física es un elemento fundamental que, de hecho, en muchas terapias tanto psicológicas como de algún otro tipo de enfermedad, se recomienda debido a que este mejora la regulación de diferentes sistemas del cuerpo como el sistema cardiovascular, sistema nervioso, sistema respiratorio y sistema inmunológico, gracias a los neurotransmisores que este incrementa.

Si bien el ejercicio ayuda a eliminar grasa y estrés, también puede ayudar a combatir la ansiedad y depresión ya que se produce un incremento de los niveles de noradrenalina, una catecolamina que puede actuar como hormona y neurotransmisor, esta funciona ante el organismo del estrés, y la serotonina a nivel cerebral, un neurotransmisor relacionado con el control del estado de ánimo y emociones que ayuda a mejorar los síntomas depresivos y a reducir la ansiedad.

Además, correr estimula la glándula pituitaria, la cual se encarga de la producción de las endorfinas que comentamos anteriormente.  Por ello se recomienda mucho salir a correr a la calle, playa o montaña para liberar endorfinas que ayudarán a aliviar la tensión y ansiedad que sean generados por trabajo o asuntos personales. De esta forma también será mucho más sencillo para la persona pensar en soluciones a sus complicaciones.

Otros beneficios de realizar actividad física incluyen:

  • Dormir mejor: Cuando una persona sufre de mucha tensión, el nivel del cortisol (la hormona del estrés) aumenta, lo que puede generar una alteración en el ritmo circadiano y provocar una mayor frustración y estrés. Al realizar ejercicio, el cuerpo usa todo como energía, por lo que se cansa y justo a la hora de dormir solo intentará descansar, logrando así que el sueño sea reparador y mucho mejor. 
  • Mejor concentración: Al realizar ejercicio físico o correr, se puede concentrar en la sensación del cuerpo, por ejemplo, cuando los pies tocan el suelo o el ritmo de la respiración. Esto ayuda, principalmente, a interrumpir las preocupaciones que pasan por la mente al momento de hacer ejercicio, lo que acostumbra a la mente y terminará lográndolo con diferentes actividades.
  • Mejora la salud física: No es nuevo que correr ayude al cuerpo completo tanto en el exterior como en el interior.

Correr no se debe usar como la única terapia

Como mencionamos anteriormente, correr puede ser “parte” de la terapia que ya se está tomando, sin embargo, no puede reemplazar a la terapia. Esto debe ser muy importante, sobre todo, en personas que padecen algunos trastornos mentales, a pesar de que correr traiga muchos beneficios, es esencial la asistencia con un profesional.

Recordemos que realizar actividad física ayuda a liberar ciertos neurotransmisores que nos harán mantener un buen estado de ánimo y aliviar las tensiones que tenemos, pero esto no será una medicina 100% única para una patología un poco más profunda.

Con la colaboración del Dr. Cesar C. Morales García, especialista en medicina del deporte, quien compartió y verificó la información para el desarrollo de este artículo. Estudió como Médico en la Universidad Popular Autónoma de Puebla, tiene una especialidad en Medicina de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad Nacional Autónoma de México. Cuenta con 8 años de experiencia médica y su especialidad es el diagnóstico de lesiones deportivas, tratamiento de lesiones deportivas, rehabilitación de lesiones deportivas y prescripción de ejercicios.

Autor: Dr. César C. Morales

Referencias:

  1. Mayo Clinic

PREMIUM

DESTACADOS