Como controlar la ansiedad para rendir mejor y lograr tus objetivos

Uno de los mejores remedios para combatir la ansiedad es activarse, correr nos ayuda a generar endorfinas, pero si corres y aún así no puedes controlar la ansiedad.

Debes aprender a controlar los pensamientos negativos y el temor hacia el futuro, estos son detonantes que provocan la ansiedad.

La ansiedad y los ataques de pánico son aprendidos, nuestro sistema nervioso aprende a detonar estos síntomas, lo hacemos en automático, provocados por nuestros pensamientos.

Si durante el día tienes pensamientos con escenarios fatídicos, no puedes concentrarte, no puedes dormir, sientes tus latidos más fuertes y demasiada tensión muscular, es probable que estés sufriendo de ansiedad.

Cuando a través de los pensamientos damos una señal al cerebro para temer, el cerebro se agita y manda señales a todo el cuerpo que debe agitarse más, el corazón se acelera, el nivel de adrenalina se eleva y el cortisol se eleva generando estrés.

Las personas cuando no buscan ayuda se van aislando de muchos sucesos o personas. Se van creando lugares y personas que son seguras para ellos. Tu mente puede crear una respuesta de malestar en tu cuerpo a una actividad, un grupo de personas o lugares.

Si la mente puede crear este tipo de respuesta, también se puede trabajar para salir adelante.

Algunos ejemplos de pensamientos que causan ansiedad puedes ser: “Voy a tener un accidente en las vacaciones” “No estoy entrenando lo suficiente” “Me van a correr del trabajo” “me va dejar mi pareja” “Si voy al concierto algo me va pasar” etc.

Consejos para controlar la ansiedad:

Aprende a identificar al enemigo

Debes identificar las características de tu ansiedad y que la provoca, por lo regular son pensamientos de situaciones o problemas que se deben resolver. El síntoma más común es la aceleración de nuestra respiración.

Todo está fabricado por nuestros pensamientos, archiva el pasado, enfrenta los temores y planea el presente.

Respiración consiente

La respiración se acelera durante los ataques de ansiedad, lo primero que debes hacer es calmar tu respiración para que tu mente reciba el mensaje que todo está bien, logrando que todo el cuerpo lo reciba y poder descansar.

Cuando duermes la respiración es muy lenta y tu cuerpo se puede recuperar mejor.

Un ejercicio es inhalar 2 tiempos y exhalar 4 tiempos, con esto se esta mandando una señal al cerebro para calmar los síntomas de ansiedad.

Saca beneficios de la ansiedad

Al sentir estos ataques puedes canalizarlos al trabajo, a una conversación productiva o realizar actividad física, si estas en el trabajo, puedes subir escaleras o caminar un poco.

Si la ansiedad aparece en la noche, realiza un poco de ejercicio, sal a caminar o trotar, abdominales o realiza sentadillas.

Activa tu cuerpo

De la misma forma que la mente activa a tu cuerpo, puedes activar tu cuerpo para calmar tu mente, mientras realizas ejercicio centra tus pensamientos en soluciones positivas y escenarios en los que debes trabajar para lograr salir adelante.

Recuerda que realizar ejercicio genera endorfinas que nos ayudan a combatir la depresión y ansiedad. Las endorfinas calman la mente y relajan el cuerpo.

Busca claridad en tus pensamientos

Un buen método comprobado es anotar en hojas en blanco todo aquello que provoca la ansiedad cada día y llevar un registro de los pensamientos negativos.

Deja los problemas y los temores en la hoja en casa.

Ten un confidente

Tener a una persona a la que puedas compartir tus emociones, te ayudará a liberar tu ansiedad, siendo como una válvula de escape, entre más reprimas tus emociones más grandes afectará a tu cuerpo.

Busca a alguien de confianza para compartir lo que sientes y obtener un punto de vista diferente, ver el escenario desde otro angulo puede ayudarte a encontrar las respuestas. No tengas miedo a compartir todo aquello que te afecta.

Enfrentar tus miedos

Debes ir hacia adelante y enfrentar los miedos, has una lista de todo aquello que te provoca ansiedad y enfrenta a cada uno.

No te vas a volverte loco por la ansiedad o un ataque de pánico, la esquizofrenia es algo muy distinto, evita el temor y enfrenta esos miedos.

Entre más te alejas de esos miedos la perspectiva del miedo se vuelve más grande, cuando te acercas al miedo y lo enfrentas, el miedo se hace más pequeño y logras pasar esa barrera.

Pensamientos que contrarrestan

Cada que cruce un pensamiento que te causa ansiedad, ten un pensamiento que pueda combatirlo:

Me voy a quedar sin trabajo / Tengo la capacidad para mi trabajo y encontrar más.

No voy a poder pagar la renta / voy a ahorrar y buscar otra forma de ingreso

Voy a fracasar / vamos a lograrlo

Ve diseñando tus respuestas a todo aquello que agita a tu mente y ponlas en practica.

 

Pon en práctica estos consejos y ve practicando rápidamente para ir afrontando tus miedos y dejar la ansiedad de un lado.


Recuerda escuchar a tu ansiedad, ella te recuerda tus miedos y detrás de ellos se encuentra tu felicidad, debes afrontar esos temas para liberarte y dejar de repetirte tus propias escusas.

No te llenes de escusas y las sobre todo no las hagas realidad, afronta esos miedos para que tu cuerpo y mente estén en sintonía.

PREMIUM

DESTACADOS